Movimiento 5 Estrellas

La Federación Nacional de la Prensa Italiana ha convocado para este martes concentraciones en toda Italia para rechazar los ataques que viven los periodistas por parte del Movimiento 5 Estrellas, ahora en el Gobierno.

De inaceptables. Así califica la prensa italiana y buena parte de la sociedad el trato que reciben los periodistas por parte de los dirigentes del Movimiento 5 Estrellas (M5E). Es por ello que la Federación Nacional de la Prensa Italiana ha convocado para este martes concentraciones en todo el país para “rechazar los ataques vulgares e inaceptables contra los periodistas y el artículo 21 de la Constitución que supone todo un desafío para la libertad de prensa”.

Lo cierto es que el Movimiento 5 Estrellas –ahora en el Gobierno- nunca ha escondido su odio a la prensa tradicional. Lo han demostrado en los últimos meses con sus desprecios a diarios críticos con su labor en el ejecutivo italiano como es el caso de La Repubblica. Pero en los últimos días, los ataques se han intensificado.

Después de que el Tribunal de Roma declararse la pasada semana a la alcaldesa (también del M5E), Virginia Raggi, absuelta de las acusaciones de falso testimonio, el viceprimer ministro, Luigi di Miao, escupió a los periodistas que cubrían el caso. Todavía más agresivo fue el exdiputado y quizá próximo líder del movimiento, Alessandro Di Battista, quien llamó “putas, escritozuelas y chacales” a los periodistas.

Para el director de La Repubblica, Mario Calabresi, “no se entiende cuál es la culpa de los periodistas por haber cubierto la investigación. Lo que se entiende es el objetivo final del M5E: silenciar a quien cuente sus puntos débiles o muestre incongruencias, incapacidades o escándalos”.

Los ataques hacia la prensa no solo han provocado una oleada de indignación en el sector de los medios de información. Varios políticos han denunciado la situación. Entre ellos, el exprimer ministro Silvio Berlusconi quien ha llegado a destacar que “estamos en la antecámara de una dictadura”.