Un tribunal alemán ha declarado ilegal el sistema con el que bloqueador obtiene sus ingresos

El pasado viernes el editor alemán Axel Springer logró una pequeña victoria en su lucha contra los adblockers. Un tribunal alemán reconoció que la compañía Eyeo, propietaria del bloqueador Adblock Plus, no debe cobrar al editor por la “lista blanca”.

Mediante el sistema de la “lista blanca”, los editores quedan eximidos del bloqueo de anuncios. Reciben la supuesta garantía de que sus anuncios no serán bloqueados por ser “publicidad aceptable”. De esta forma Adblock Plus chantajea a los medios y se hace con gran parte de su inversión publicitaria.

Springer, editora de Bild, depende de la publicidad para sobrevivir. De hecho, el propio diario ya bloquea a los usuarios que intentan acceder con este tipo de softwares en su navegador.

Egeo ha anunciado que apelará la sentencia. Por su parte, Springer ha calificado el fallo como una victoria en la lucha contra una práctica “agresiva e inaceptable”.