Bloquear anuncios: Google da un paso hacia adelante

Google ha empezado a bloquear anuncios molestos para los usuarios en su versión Chrome para Android.

Será en 2018 cuando comience a funcionar definitivamente, pero, mientras tanto, el gigante de los buscadores ha lanzado ya dos versiones para que los usuarios puedan bloquear anuncios que les resulten molestos.

Desde ahora, quienes usan la versión Android en sus teléfonos móviles tendrán la opción de poder bloquear publicidad que consideran incómoda a la hora de navegar por Internet, todos ellos, pasando primero por el filtro de Google. El mismo buscador será quien decida qué publicidad se queda y cuál no.

¿Qué anuncios son considerados ‘molestos’?

Según explica Google, el buscador no pretenden eliminar toda la publicidad que reciben los usuarios sino bloquear anuncios que son considerados intrusivos o extremos. Tal y como expone Interactive Advertising Bureau en su estudio sobre AdBlockers en España, está considerada publicidad molesta los ‘pop-ups’ (ventanas emergentes), anuncios en vídeo que se reproducen automáticamente con sonido y ‘non skippable pre-roll’ (vídeos publicitarios que no puede saltarse).

Todo ello, lo realizará gracias a las dos versiones lanzadas para bloquear anuncios que llevan el nombre de Chrome Dec y Chrome Canary. Pese a lo novedoso de la herramienta, el buscador todavía no ha incluido de forma oficial a Chrome Canary en la aplicación móvil.

Google seguirá viviendo de la publicidad

Pese a la inclusión de esta herramienta en el sistema operativo Android, Google ha manifestado que AdSense, la plataforma publicitaria del buscador, seguirá vigente. Aunque los usuarios intenten bloquear anuncios, éstos seguirán apareciendo en el navegador, dará igual si el dispositivo lleva activado el bloqueador o no.

El objetivo no es otro que mantener los ingresos: sólo durante los seis primeros meses de este año, Google ingresó 50.760 millones de dólares. Pese a la cuantiosa cifra, ésta se ha visto ligeramente mermada si se comparan los datos con el mismo ejercicio del año anterior. En este caso, la multa que la UE le impuso al buscador en el mes de junio por competencia desleal hizo que los beneficios de la compañía disminuyeran – un 1,5%.