El financiero se une a la línea más dura contra los adblockers a través de una metáfora.

Desde el pasado miércoles el FT empezó a quedarse en blanco para los lectores no abonados que utilicen este tipo de software. Las palabras de los artículos desaparecen aleatoriamente para mostrar finalmente un mensaje claro: los adblockers están robando algo.

Para Dominic Bueno, director de ventas globales de FT, la nueva estrategia es una “metáfora” que demuestra la importancia de la publicidad en la financiación del diario, independientemente del negocio de las suscripciones. Según Bueno esta nueva medida es “honesta. No estamos diciendo: ‘Oops, Hemos visto que estás utilizando un adblocker por lo que estamos teniendo problemas para darte el contenido’, como si se tratase de que es debido a algún tipo de problema técnico”.

Dentro del periodo de 4 semanas de prueba de estas medidas, algunos usuarios de adblockers no llegarán a ver ningún tipo de mensaje. A otros se les pedirá que añadan al FT a la lista blanca pero todavía podrán leer el contenido. A un tercer grupo se le ocultará una parte significativa de las palabras a menos que den a whitelist. Mientras que un cuarto será totalmente bloqueado si no realiza esta acción.

Con este método el equipo del Financial Times podrá monitorizar dos métricas clave: la cantidad de personas que hace whitelist y el nivel de compromiso del lector con los contenidos. Además, el editor ha lanzado simultáneamente una Carta de Publicidad que describe su propio compromiso con los lectores en temas como la transparencia y la confianza. La carta señala que la experiencia del usuario no se verá comprometida por la experiencia con los anuncios.

Fuente: The Financial Times is cracking down on ad blocking with a metaphor
Foto: Digiday UK