La normativa, adelantada por el diario EL País, prohíbe explícitamente cualquier bloqueo o discriminación de los contenidos que vayan a través de sus redes.

En la turbulencia actual con los bloqueadores de publicidad como telón de fondo, se ha dado un paso más en la defensa del negocio de los creadores de contenidos. Es un peldaño más en el derecho de seguir ingresando por publicidad servida a los lectores, impidiendo el avance de un determinado software que bloquee su impresión.

El reglamento aprobado por los reguladores de los países de la Unión Europea (BEREC) va a limitar la capacidad de que las operadoras instalen bloqueadores de publicidad. Esta novedad no afectará, como es lógico, a los usuarios, que podrán seguir instalando esta clase de aplicaciones en sus dispositivos si así lo desean.

La norma no sólo aplica a los creadores de contenido sino que afecta a muchas otras industrias como los creadores de aplicaciones para móviles o empresas de juego.