Reporteros Sin Fronteras

Sólo el 24% de los territorios analizados tienen una situación “buena” o “más bien buena” de libertad de prensa.

Noruega, Finlandia y Suecia son los países que más respetan la libertad de prensa y Turkmenistán, Corea del Norte y Eritrea los que menos. Lo dice la Clasificación Mundial de Libertad de Prensa de 2019 elaborado por Reporteros Sin Fronteras (RSF) que denuncia una “mecánica del miedo” contra profesionales y medios de comunicación a nivel global.

El informe anual de Reporteros Sin Fronteras (RSF) también desvela que España ha mejorado dos posiciones respecto al año pasado, al pasar del puesto 27 al 29. Sin embargo, advierte de que Cataluña es el mayor foco de inseguridad para los profesionales del periodismo. Sostiene que es un “terreno hostil”, aunque observa una “clara mejoría de la situación” que antes “era muy tensa”. En total, RSF contabiliza 40 ataques a periodistas en Cataluña en los últimos 18 meses.

La investigación, que evalúa la situación de 180 países y territorios, pone de manifiesto que sólo el 24% de las áreas analizadas tienen una situación “buena” o “más bien buena”.  En cuanto a Estados Unidos, ha bajado tres posiciones, hasta el puesto 48 y “registra un clima aún más hostil, más allá de las agresiones verbales de Donald Trump contra la prensa”. “Nunca los periodistas estadounidenses habían recibido tantas amenazas de muerte ni habían tenido que recurrir a empresas privadas para garantizar su seguridad”, advierte el texto.

La libertad de prensa también ha empeorado en Venezuela, Brasil o Nicaragua, todo ellos en la zona roja de la tabla junto con México, Rusia, Bolivia o Colombia. Reporteros Sin Frontera denuncia que el “odio transmitido por dirigentes políticos” han degenerado en “actos violentos cada vez más graves y frecuentes”.  También se fija en los periodistas de investigación, de los que valora su “coraje” trabajando en un “ambiente de hostilidad generalizada”.

Lee el informe competo aquí.