Premios Ortega y Gasset

Los Premios Ortega y Gasset, concedidos cada año por el diario El País desde 1984, han recaído en el periodista Darío Arizmendi, el fotógrafo Vincent West, la revista 5W y El Pitazo.

La edición 36 de los Premios Ortega y Gasset de Periodismo han reconocido el trabajo del periodista colombiano Darío Arizmendi, galardonado por toda su trayectoria profesional marcada por tres décadas al frente de Hoy por hoy de Radio Caracol. Durante su discurso ha hecho un llamamiento a luchar por un periodismo libre que defienda la verdad: “Un periodismo que se dedique a construir, no a destruir, con un lenguaje que serene y no incendie, que descubra en lugar de encubrir, que sea útil a la sociedad, que ayude a comprender y a reflexionar”.

El colombiano también ha reflexionado sobre la situación actual en la que se encuentra el periodismo: “El periodismo de hoy requiere una lectura aguda e inteligente de lo que está pasando y de lo que se nos viene en los años por venir, para sobrevivir con dignidad y solvencia”, decía.

Otro de los premiados ha sido el fotógrafo de la Agencia Reuters, Vincent West, quien ha recibido el premio en la categoría de Mejor fotografía por una imagen del 8-M tomada en Bilbao. “La confluencia de circunstancias que un fotógrafo necesita es fruto de un trabajo muy largo de muchos compañeros, hasta los jefes ayudan. El oficio del fotoperiodista está cambiando, ahora se mide en minisegundos. No es fácil y está cada vez más cuestionado”, decía el fotógrafo inglés.

Los muertos que me habitan, de la revista 5W, ha recibido el Premio Ortega y Gasset a mejor historia o investigación periodística. El reportaje de Agus Morales y Eduardo Ponces cuenta la historia de un hombre que se dedica voluntariamente a enterrar a los inmigrantes que fallecen intentando cruzar el Mediterráneo.

Por último, en la categoría de Mejor cobertura multimedia, el galardón ha recaído en el medio venezolano El Pitazo por su trabajo La generación del hambre. La investigación relata la situación de hambre que atraviesa un grupo de niños venezolanos como consecuencia de las políticas económicas del Gobierno.

Cada galardón está dotado con 15.000 euros y con una obra del artista donostiarra Eduardo Chillida.