Parlamento Singapur

El proyecto de ley cuenta con el rechazo de la oposición y de organizaciones internacionales. Singapur ocupa el puesto número 151 entre 180 países del Índice Mundial de Libertad de Prensa elaborado por Reporteros sin Fronteras.

El Parlamento de Singapur ha aprobado un polémico proyecto de ley que penaliza la publicación de noticias falsas. A partir de ahora, el Gobierno podrá bloquear, corregir y eliminar los contenidos que considere falsos y que se difundan a través de internet y de aplicaciones de chat. Además, podrán hacerlo sin ningún tipo de supervisión judicial.

Según el ministerio del Interior del país, Kasiviswanathan Shanmugam, “no hay beneficio de ningún tipo, ni siquiera beneficio político, al intentar permitir que estas mentiras proliferen y dañen nuestra infraestructura de hechos”.

Las personas que incumplan la medida se enfrentan a penas de cárcel de entre 5 y 10 años y multas de entre 730.000 y 658.000 euros.

Fuerte críticas

La oposición y diversas organizaciones y plataformas internaciones se han mostrado radicalmente en contra de la medida por considerar que ataca la libertad de expresión. La oposición lamenta que la ley de “poder absoluto” al Ejecutivo y denuncia el hecho de que sea el propio Gobierno el que decida qué información no se puede reproducir.

Por su parte, desde Human Right Watch aseguran que “será un desastre para los derechos humanos, en particular la libertad de expresión y la libertad de los medios“, decía el subdirector de la división de Asia, Phil Roberston.

Amnistía Internacional también se ha manifestado en esa línea. “Los singapurenses tienen razones para temer que esta ley esté diseñada para amordazar la libertad de expresión en internet», ha dicho el director de la organización para Asia Oriental y Suroriental, Nicholas Bequelin.

La medida se pondrá en marcha, previsiblemente, a finales de año.