periodistas-asesinados

En 2018, 63 periodistas fueron asesinados en el mundo según el informe anual publicado por Reporteros Sin Fronteras.

Tras cinco años de descensos, 2018 se ha cerrado más periodistas asesinados en el mundo. En concreto, un 15% más hasta alcanzar una cifra de 63, la cifra más alta en los últimos años. Si además hablamos de reporteros no profesionales, muy presentes en países donde no existe libertad de información, y los colaboradores, el número de asesinatos se eleva hasta los 80 profesionales.

Son algunos de los datos que Reporteros Sin Fronteras ofrece en su informe anual de 2018. La organización denuncia que ya se trate de asesinatos, de encarcelamientos, de secuestros o de desapariciones forzosas, en 2018 se ha registrado “un claro aumento de los actos violentos cometidos contra periodistas en el mundo”.

 

Reporteros Sin Fronteras recuerda que “el asesinato del columnista saudí Jamal Khashoggi y el del joven periodista de datos eslovaco Jan Kuciak muestran la inconmensurable determinación de los enemigos de la libertad de prensa” y añaden un dato preocupante: el que más de la mitad de los periodistas asesinados en 2018 fueron atacados de forma deliberada.

Por países, Afganistán fue país más mortífero para los periodistas este 2018, con 15 muertes. Le siguen Siria, con 11, y México con 9, considerado además el país en paz más peligroso para ejercer la profesión periodística. Otro hecho destacable es que Estados Unidos se coloca este año entre los países más mortíferos del mundo, tras el letal tiroteo contra la redacción de The Capital Gazette, en el que murieron 5 personas.

 

 

Aumenta la cifra de periodistas encarcelados y secuestrados

El número de periodistas encarcelados en el mundo también se ha incrementado: hay 348 en 2018, frente a los 326 de 2017. Al igual que el año pasado, más de la mitad de los periodistas encarcelados se encuentra en las prisiones de Irán, Arabia Saudita, Egipto, Turquía y China.

El número de periodistas secuestrados también aumenta en 2018. De los 60 reporteros secuestrados, 59 están cautivos en Oriente Medio.

Tras dar a conocer estas cifras, el Secretario General de Reporteros Sin Fronteras, Cristophe Deloire, mostraba su preocupación por el nivel “inédito” que alcanzan los actos violentos contra periodistas este año. “El odio a los periodistas manifestado e incluso reivindicado por líderes políticos, religiosos y hombres de negocios tiene consecuencias dramáticas y se traduce en un aumento muy preocupante de las violaciones de los derechos de los periodistas. Estos sentimientos de odio, multiplicados a través de las redes sociales, se usan para legitimar las agresiones y debilitan, poco a poco, cada día, el periodismo y, con él, la democracia”, sentenciaba.