daphne caruana

Los directores de ocho periódicos de todo el mundo han solicitado a la Comisión Europea una investigación sobre la independencia de los medios en Malta y su papel tras el asesinato de la periodista Daphne Caruana Galizia. Entre los firmantes, The Guardian, The New York Times o EL PAÍS.

Los directores de ocho periódicos de todo el mundo han alzado la voz ante lo que consideran ha sido un “intento de acallar la investigación” del asesinato de la periodista de Malta Daphne Caruana Galizia, a quien colocaban un coche bomba el pasado 16 de octubre cuando se disponía a llegar a casa. Los responsables de diarios tan conocidos como The New York Times, The Guardian, Finantial Times o el español EL PAÍS han redactado una misiva dirigida al vicepresidente primero de la Comisión Europea, Frans Timmermans a quien solicitan una verdadera investigación sobre la independencia de los medios en Malta tras el asesinato de Daphne Caruana.

En dicha carta, los directores de estos periódicos le recuerdan que la UE ya mostró en 2016 su preocupación por la “falta de independencia política de los medios malteses”, por lo que solicitan la actuación de Bruselas para hacer valer “el principio de legalidad y sostener la libertad de prensa y la libertad de expresión en el país”.

Daphne Caruana Galizia era de sobra conocida en Malta por sus denuncias contra el gobierno del país, llegando a acusar al primer ministro de Malta, Joseph Muscat, de corrupción tras la investigación de los Papeles de Panamá.

A continuación, reproducimos la carta íntegra remitida a la Comisión Europea:

Estimado vicepresidente primero de la Comisión Europea, señor Frans Timmermans,

El estremecedor asesinato de la periodista de investigación maltesa Daphne Caruana Galizia es un espantoso recordatorio de los peligros que afrontan a diario los periodistas y los ciudadanos que ejercen el periodismo e intentan desvelar la corrupción y la conducta delictiva de los ricos y poderosos.

No se puede consentir que los asesinos de Daphne logren su objetivo evidente de acallar su investigación sobre la corrupción en las más altas instancias.Agradecemos que haya afirmado públicamente que Malta debe demostrar a Europa y el mundo que sus leyes y sus reglamentos son sólidas y resistentes.

Como sabe, en 2016, el observatorio de la Comisión Europea encargado de vigilar el pluralismo en los medios de comunicación expresó su preocupación por la falta de independencia política de los medios malteses, después de llegar a la conclusión de que “Malta es el único país de la Unión Europea en el que la propiedad de los medios está hasta tal punto en manos de los partidos políticos”. El informe reveló asimismo que Malta tenía escasa autonomía editorial, “sobre todo debido a la falta de medidas reguladoras y autorreguladoras que protejan la independencia editorial en los medios”.

El asesinato de Daphne, unido a los problemas estructurales señalados por el informe, muestra la necesidad de que la Comisión lleve a cabo una investigación exhaustiva sobre la independencia de los medios en Malta. Le pedimos que, desde su puesto, inste urgentemente al gobierno maltés a iniciar un diálogo para que no haya dudas de que conoce su obligación, como miembro de la Unión Europea, de hacer respetar el principio de legalidad y sostener la libertad de prensa y la libertad de expresión en el país.

El asesinato de Daphne Caruana Galizia pone de relieve el peligro que corren los periodistas en la búsqueda de la verdad, así como el miedo que tienen los corruptos y los poderosos de quedar al descubierto. Le pedimos que utilice todos los poderes de los que dispone para garantizar que se investigue a fondo la muerte de Daphne y para enviar una señal clara de apoyo a los periodistas que trabajan por el interés público, en Malta y en todo el mundo.

Atentamente,

Katharine Viner, directora de The Guardian
Wolfgang Krach, director de Süddeutsche Zeitung
Dean Baquet, director ejecutivo de The New York Times
Lionel Barber, director de Financial Times
James Harding, director de noticias e información de BBC
Mario Calabresi, director de La Repubblica
Antonio Caño, director de EL PAÍS
Jérôme Fenoglio, director de Le Monde