La inversión en publicidad digital supera a la televisiva

El uso de los nuevos dispositivos -móvil, tablet- comienzan a superar al consumo de la televisión tradicional. Se ha alcanzado la realidad, incluso, de consumir esta televisión dentro de las actuales plataformas digitales.

El marketing no iba a ir a por su propio camino, y este año la inversión en publicidad digital ya supera a la televisiva.

Así lo anuncian los datos de eMarketer, tras un estudio de la publicidad norteamericana. Aunque aseguran que la publicidad en este medio sigue creciendo, ya no suponen las cifras comerciales de hace unos años.

Si algo ha convencido a la audiencia para permanecer frente al televisor han sido eventos como las pasadas olimpiadas y las próximas elecciones norteamericanas con las campañas de Hillary Clinton y Donald Trump.

A pesar de la captación de televidentes, este año el marketing digital ha supuesto el 36,8% frente al 36,4% del televisor. Una de las posibles causas determina la amplia cantidad de horas que gastamos en el uso del móvil o la tablet. Los anunciantes estudian el comportamiento de los usuarios y quieren llegar a ellos por el camino más acertado.

Según los datos de aportados por eMarketer, la publicidad online en el dispositivo móvil ha aumentado un 45%. El 10% lo recoge la publicidad en vídeo, formato muy recurrido por los anunciantes dentro de la red social Facebook.

Esta información adivina la tendencia para los próximos años, que ya fue prevista en el informe de Interactive Advertising Bureau (IAB): los ingresos derivados de la publicidad en smartphones y tablets se incrementaban en un 65% entre los años 2013 y 2014.

Si, finalmente, el marketing terminara acaparando la ilimitada red de Internet, ya se descubren claros ganadores para el momento: Google, con una obtención del 32% del beneficio, y Facebook, con un 22,1%.

Mark Zuckerbeg ya ha descubierto la fórmula para desbloquear adblockers. Será prioritarioa para las compañías fijarse en este hallazgo del fundador de Facebook con tal de llegar al mayor público posible.