El creciente éxito del periodismo hiperlocal

En un mundo cada vez más global, el aspecto hiperlocal se convierte en una necesidad casi imprescindible. Es ahí donde lectores y anunciantes están retomando su interés por las ediciones locales que, apoyadas por la tecnología como las impresoras de nueva generación, están viendo crecer sus audiencias.

Sin duda Internet es universal, pero ¿la impresión debe ser local? Los últimos datos revelan que en cierta medida sí. La especialización en la información hiperlocal continúa atrayendo tanto a lectores como a anunciantes y está haciendo que pequeños periódicos no solo se mantengan, sino que vean crecer su éxito en medio de un mundo digitalizado.

En plena era de la posverdad, el lector fiel exige la relación de confianza que se establece en estos medios locales e hiperlocales, que están muy vinculados a la comunidad donde se publican. El periodista y su nombre es la firma de un compromiso.

Del mismo modo, el anunciante muestra cada vez más interés en lo que se conoce como geofocalización. Gracias a estas publicaciones locales puede realizar campañas exclusivas para los consumidores de una zona concreta.

Este periodismo hiperlocal se ha beneficiado también de la tecnología y de las ventajas que ofrecen las impresoras de última generación. Un ejemplo es la imprenta puesta en marcha en la pequeña localidad francesa Avesnes-sur-Helpe, Digitaprint, la primera imprenta digital de prensa de datos variables del mundo que permite imprimir en una misma tirada ejemplares de un periódico diferentes entre sí. Toda una oportunidad de especialización para las cabeceras. Es el caso de uno de sus clientes, el grupo mediático Sogemedia, que gracias a esta tecnología ha pasado de 13 a 50 ediciones impresas hiperlocales personalizadas de sus periódicos.

Parece una contradicción. Mientras que ‘The New York Times’ o ‘The Washington Post’ quieren convertirse en periódicos cada vez más globales, el futuro de los títulos modestos podría pasar por personalizar publicidad y contenidos.

Un ejemplo de éxito es el británico ‘Your Local Paper’. Un semanario gratuito que ha tenido que aumentar su tirada de 23.000 a 24.000 ejemplares para responder a la demanda de su audiencia. ¿Cómo lo ha conseguido? Además de su especialización en contenido hiperlocal, ‘YLP’ ha priorizado la impresión al negocio digital y solo ofrece la edición online un día después de que se haya distribuido la impresa.

El éxito de este periodismo hiperlocal para pequeñas cabeceras es tal, que ya se habla de que los periódicos del futuro serán prácticamente personalizados. Tendrá pocas páginas pero útiles y podrá llevar impreso el nombre del abonado en los anuncios para recomendarle dónde comprar o cómo ahorrar.

En definitiva, aprovechar los datos que una compañía obtiene del usuario en digital para personalizar su edición en papel, permitiendo al ciudadano sentirse parte de una comunidad. Porque debe tenerse en cuenta el éxito que el periodismo local siempre ha tenido, porque los anunciantes no siempre quieren llegar a grandes masas y porque los lectores, no siempre quieren conocer qué ocurre en la otra punta del mundo.