contenidos-pago

El diario Svenska Dagbladet (SvD) ha multiplicado por cinco el número de nuevos suscriptores. Su secreto: aplicar cuatro tipos de contenido para ser de utilidad al lector.

¿Qué contenido podría ser tan relevante para que los lectores estuvieran dispuestos a pagar por él? Es la pregunta que se formularon en el diario sueco Svenska Dagbladet (SvD). A partir de un análisis exhaustivo de toda clase de noticias y formatos, llegaron a un denominador común: lo importante para el lector no eran las temáticas sino la satisfacción de una serie de necesidades. Y por supuesto, la máxima calidad en lo que se le ofrece.

Con el patrón común definido, los responsables del diario han dado a conocer, por grupos, el tipo de contenido que los lectores están dispuestos a pagar:

1. Contenido que ayuda al lector a comprender mejor las noticias.

Es uno de los básicos. Sin un buen periodismo de rigor que investigue, guíe y analice el flujo de noticias, no hay lector dispuesto a nada.
La tasa de lectores es alta, pero la conversión baja, puesto que hay más competencia. Son muchos los medios donde abunda este tipo de información.

2. Contenidos cercanos a los lectores en su vida cotidiana.

Se trata de aquel periodismo que es directamente útil para los lectores en su vida cotidiana. Por ejemplo, puede tratarse de consejos sobre sus finanzas o de nuevos descubrimientos en campos como la psicología, alimentación y salud.
La tasa de lectores es alta y la tasa de conversión, también.

3. Contenido que ayuda a los lectores a comprender el mundo en el que vivimos.

Se trata de contar nuestras propias perspectivas sobre cosas que nos rodean como, por ejemplo, hacia dónde se dirige el país de ganar una u otra opción política ante unas elecciones.
El número de lectores es a menudo menor que en los otros dos campos, pero la tasa de conversión es alta, porque la información no se puede encontrar en otro lugar.

4. Contenidos cercanos a los intereses e identidades de los lectores.

Es lo que desde SvD definen como “periodismo agradable de conocer”. Podrían ser consejos sobre películas o libros, críticas de restaurantes…
Normalmente, este campo no convierte mucho, pero tiene una alta proporción de lecturas registradas.

El poner en marcha este tipo de periodismo ha llevado al diario a crear nuevos puestos de trabajo en la sala de redacción: equipos de datos y análisis, editores que trabajan de forma transfronteriza con todos los departamentos… Además, se han buscado nuevas alianzas como las colaboraciones con la revista americana The Atlantic, de la que publican, cada mes, una historia en profundidad.

Estos esfuerzos han supuesto que SvD haya multiplicado por casi cinco el número de nuevos suscriptores.