veto de disney

El veto de Disney a Los Ángeles Times ha finalizado. La compañía había vetado a periodistas del diario tras la publicación de un artículo. La presión de medios de comunicación y asociaciones han provocado su retirada.

El veto de Disney a Los Ángeles Times tiene su origen en una investigación del diario californiano sobre la influencia económica y política que ejerce la multinacional en Anaheim, ciudad donde se ubica Disneyland. Coincidiendo con la publicación de este artículo, Disney decidía vetar a los periodistas del periódico más importante de California e impedirles su entrada a los distintos preestrenos.

El escándalo saltaba a la luz cuando el Times de California informaba a sus lectores de que no había podido acceder al estreno de Thor tras el veto de Disney a su crítico de cine en represalia a las informaciones sobre Anaheim. Disney no sólo no lo negó, sino que remitió un comunicado en el que confirmaba las “sospechas” del diario. Aseguraba que el periódico “había mostrado un desprecio toral por los estándares periodísticos básicos”.

El veto de Disney a los Ángeles Times sólo ha hecho que incrementar una oleada de solidaridad entre los medios de comunicación del país. The New York Times o The Washington Post escribían columnas o comunicados donde se animaba a los lectores a sumarse al boicot contra Disney en defensa de la libertad de expresión. “Cuando una compañía poderosa castiga a un medio de comunicación”, decía el Times, por una historia que no les gusta “lo hace para infundir miedo. Y este es un precedente peligroso y para nada en interés del público”.

No sólo los medios de comunicación han mostrado su apoyo a Los Ángeles Times. La Asociación de Críticos de Los Ángeles, el Círculo de Críticos de Nueva York y la Sociedad Nacional de Críticos de Cine y Televisión publicaban un comunicado conjunto en contra del veto de Disney al Times mientras anunciaban que las películas de Disney no entrarían en consideración para sus votos de premios a final de año. Poco después, la factoría de entretenimiento ponía fin al veto contra el periódico californiano en lo que sin duda ha supuesto toda una victoria para los medios estadounidenses y la libertad de expresión.