Libertad de expresión y prensa: Trump contra los medios tradicionales

El presidente de los Estados unidos ha creado un canal de noticias en Facebook en el que informará del “rumbo del país” frente a la libertad de expresión y prensa de los medios tradicionales del país.

El papel del periodismo ha sido indudable en la historia reciente para destapar los casos más injustos que ocurren a uno y al otro lado del mundo. Gracias al periodismo, “Los Papeles de Panamá”, recientemente, o el “Caso Watergate” coparon portadas de todos los periódicos. Pero, ¿cómo pudieron sacarse a la luz casos como estos? Gracias la libertad de expresión y prensa.

Frente a esta libertad de expresión y prensa se está situando el presidente de los Estados Unidos. Desde que llegara a la presidencia, Donald Trump mantiene una constante lucha contra los medios de comunicación de Estados Unidos, lo que le ha llevado a utilizar sus propias cuentas en redes sociales como Twitter y Facebook al estilo “departamento de comunicación y prensa”.

Para conocer de dónde surge este odio frente al cuarto poder, hay que remontarse al final de la campaña presidencial que le llevó a la Casa Blanca. En ella, Trump fue acusado de haber estado en conversaciones con el gobierno ruso, algo que negó rotundamente afirmando que se trataba de una “noticia falsa”. Después de acusar directamente a The New York Times, NBC, ABC, CBS y CCN de ser “el enemigo del pueblo estadounidense”, fue cuando comenzó la particular “guerra” entre Trump y los medios de comunicación de su país.

Frente a esa libertad de expresión y prensa que parece querer mermar el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump ha puesto en marcha su propio informativo en Facebook. Este seguirá la línea editorial que diga el mandatario y se presenta bajo el eslogan “estas son las noticias reales”. El uso del calificativo “reales” ha sido duramente criticado por los medios tradicionales ya que se trata de una clara alusión a éstos, a los que Trump acusa de verter “noticias falsas”.

El canal de noticias de Trump emitirá dos boletines semanales en los que, durante un minuto, se relata cómo se sitúa “el rumbo del país”, las últimas noticias y acciones llevadas a cabo por el gobierno de Estados Unidos. Todo ello, financiado con los fondos para la campaña de reelección de Donald Trump.