Allo, nueva aplicación de mensajería de Google

Desde que el pasado 21 de septiembre Google lanzara mundialmente su nueva aplicación de mensajería Allo, no se ha hablado de otra cosa en el campo de la tecnología informativa. Lejos de crear sorpresa e interés por parte de los geeks y resto de usuarios seguidores de la empresa, han sido las polémicas las que han creado controversias sobre esta nueva app.

Google presentó Allo mediante el uso un claro concepto: privacidad. Sin embargo, es la carencia real de ese término la que ha suscitado polémica en la última semana.

Una de las novedades del nuevo producto de mensajería era que no almacenaría los mensajes permanentemente, sino que se irían eliminando de manera transitoria. Lo que olvidó mencionar es la necesidad de activar la opción “modo incógnito” antes de mandar el mensaje, para que ese almacenamiento no se llevara a cabo.

Dentro de la promesa de privacidad, se encuentra la contradictoria solicitud de acceso a cualquier rincón del smartphone por parte de Allo. Una intimidad que, con las cartas sobre la mesa, se presenta dudosa antes, incluso, de empezar a utilizar la aplicación.

Edward Snowden, antiguo agente de la CIA y, en la actualidad, consultor tecnológico estadounidense que vela por la concienciación de la privacidad, recomienda no utilizar Allo.

Google Assistant Allo

Google Assistant

La polémica, sin embargo, no sólo se ha centrado en temas de privacidad. La presentación del servicio a nivel global ha creado incomodidades en algunos países, ya que una de las novedades por excelencia que presentaba Google en su nueva plataforma de chat era Google Assistant, sugerencias automáticas del teléfono que aparecen en la conversación.

¿El problema? Que a pesar de haber sido una presentación en todo el mundo, este asistencia sólo está disponible en inglés. Y aunque Google es experto en la traducción de sus productos de manera casi inmediata, no es apropiado que se presente un producto al mundo que aún no está disponible en todos los idioma.

Whatsapp, que tampoco ha disfrutado de su mejor temporada ante las numerosas protestas de los usuarios por su intención de compartir los datos con las empresas, sigue siendo la aplicación más descargada. Allo, que se presentaba como alternativa, no parece que vaya a ser un fuerte competidor.