estudio-CarlosIII

La sociedad sigue confiando en la prensa tradicional, especialmente en el papel, que se erige como el formato más confiable para los lectores según un estudio de la Universidad Carlos III de Madrid.

“La prensa tradicional y de papel sigue siendo quien otorga influencia y prestigio”. Es la principal conclusión de un estudio realizado por la Universidad Carlos III de Madrid que analiza el tratamiento informativo en el caso Wikileaks.

Los responsables del estudio, emplearon herramientas gratuitas de analítica web para recoger datos durante más de cinco años. En una primera etapa, marcada por la liberación de datos en bruto por parte de Julian Assange en su web, los investigadores llegan a la conclusión de que “resultó ineficaz la estrategia para influir en la opinión pública y causar reacciones sociales y políticas significativas”.

Fue en una segunda etapa cuando el caso llega a sus índices más altos de popularidad. Precisamente, coincidiendo con la publicación de las publicaciones en cinco periódicos: The New York Times, The Guardian, Der Spiegel, Le Monde y El País. Diarios, recuerdan sus autores, pertenecientes a la denominada “prensa de calidad”.

En la tercera etapa, cuando Assange rompe su relación con los medios y decide publicar los contenidos sobre WikiLeaks por su cuenta y a través de redes sociales, no logró igualar las cotas de popularidad y el impacto conseguido con los medios. Por ello, el estudio concluye que casos como el de Wikileaks denotan que “la prensa en papel todavía marca la tendencia en la opinión pública mundial y es referente para informarse”.