Los peligros de la prensa para Martin Baron: Trump y la crisis de credibilidad

El director de The Washington Post, Martin Baron, está estos días por España invitado por la Fundación Rafael del Pino y la Universidad de Navarra dentro de los ciclos “Conversaciones con…” Es aquí donde se ha referido a la crisis de credibilidad de los medios y a la presidencia de Donald Trump como los grandes desafíos en el medio plazo que tiene el periodismo y la libertad de prensa.

Su nombre estará ligado siempre a la película Spotlight. Estaba al frente del Boston Globe cuando el diario destapó el famoso caso de sacerdotes pederastas que abusaban de menores. Investigación que le valió el premio más prestigioso del periodismo: el Pullizter. Por eso, sus predicciones sobre la era Trump y la falta de credibilidad en los medios de comunicación generan inquietud en el sector.

Martin Baron es desde 2012 director de The Washington Post, uno de los medios más beligerantes contra la figura de Donald Trump y con sus promesas de campaña. “la libertad de prensa está en juego” ha llegado a recordar varias veces cuando se le insinúa si cree que el nuevo inquilino de la Casa Blanca recrudecerá su postura con los medios, medios y periodistas a los que ha calificado de “basura” tras destaparse mentiras y falsedades ideadas por el equipo de campaña del político, ahora presidente de los EEUU.

Es este uno de los aspectos en los que The Washington Post hará más hincapié en los próximos años. En seguir investigando. En seguir destapando mentiras y falsedades. Y para ello va a reforzar a su plantilla actual -unos 60 trabajadores- y especialmente a su equipo dedicado a investigaciones políticas.

Pero no sólo las nuevas políticas y actitudes de la era Trump preocupa a Baron. La falta de credibilidad y confianza en los medios es preocupante en EEUU donde sólo el 32% de la población dicen confiar en ellos. Una realidad que para el director del Post también ha tenido mucho que ver con la campaña presidencial -noticias falsas- y con la poca influencia que los medios han demostrado tener. ”Hay mucha gente que no está interesada en los hechos, solo quiere leer “informaciones”, ha afirmado.

A pesar de esta crisis de confianza Baron apuesta por seguir haciendo lo mejor que sabe hacer el periodismo y la prensa de calidad: investigar, publicar la verdad y denunciar las falsedades de los políticos. “Si lo hacemos espero que a largo plazo la gente vuelva a tener confianza en nosotros”, ha aseverado.