herramientas de transcripción automática

Aunque son desconocidas para la mayoría de periodistas y medios, las herramientas de transcripción automática pueden suponer una gran ayuda para los profesionales de la comunicación.

La tecnología ha llegado a las redacciones como en casi todo. Tablets y portátiles para ruedas de prensa, iPhones que graban declaraciones, CMS que suben automáticamente las noticias a la web y programadores de tuits en RRSS. Pero en algunos aspectos, seguimos siendo analógicos. ¿Cómo si no se explica que sigamos transcribiendo las entrevistas o las ruedas de prensa que grabamos?. Hace años, hablar de herramientas de transcripción automática era cosa poco menos que de ciencia ficción. Pero hoy en día estas herramientas han mejorado mucho, hasta tal punto de poder servir de gran utilidad a periodistas y medios. En cuestión de minutos y con poca inversión de dinero, ya es posible cargar un audio o video a un sitio web y recibir una transcripción bastante completa, por ejemplo, en formato Word.

Recientemente, Poynter ha publicado un experimento donde analiza una buena muestra de estas herramientas. Dragon Dictation, Happy Scribe, oTranscribe, Recordly, Rev, Sonix, Trint y YouTube han sido las elegidas. Todas han sido ejecutadas experimentado con distintas voces, acentos y usos.

Lo cierto es que más o menos todas reciben buena nota. La que más puntuación recibe en cuanto a precisión es Rev, normal teniendo en cuenta que su traducción es humana y no a través de un software. El gran inconveniente es que sólo convierte audio en texto desde el inglés y para el inglés. Su precio no dista mucho del de sus competidores: 1 $ por minuto.

Si queremos transcribir en español dos de las mejores herramientas con Happy Scribe y, sin duda, Trint. La primera ya es utilizada por medios como Forbes, Poynter o el Wall Street Journal. Su precio es de 0,09$ por minuto de grabación. Trint cobra unos 13 dólares por hora, pero sin duda como herramienta es la más ágil y rápida. Convierte en cuestión de minutos una gran cantidad de minutos de audio en texto, diferenciando voces mediante saltos de párrafo y minutando la grabación para permitirte una mayor agilidad a la hora de consultar determinado momento de la grabación/transcripción. Además, permite probarla con unos minutos gratuitos, lo que supone, sin duda una gran ventaja a la hora de decidirse.