Las homepages no han muerto.

Por lo menos para la revista GQ, que ha convertido su homepage en una prioridad logrando incrementar su tráfico hasta un 20% en los últimos 6 meses. De esta forma, los editores empiezan a descubrir de nuevo lo que es ser dueños del tráfico directo.

Para la revista, en entornos premium para anunciantes de lujo, el posicionamiento premium todavía es una parte importante de la estrategia de las marcas. Tenían que revertir la situación.

Sin embargo, el tráfico directo a la página de inicio todavía está eclipsado por los resultados de búsqueda y el tráfico de referencia social. Por este motivo, en GQ se han fijado una lista de prioridades para seguir dándole la vuelta a la situación de las páginas de inicio:

Velocidad: En un año han conseguido que la homepage cargue un 80% más rápido. Se han centrado especialmente en los dispositivos móviles, han reducido las llamadas a terceros y han introducido la carga diferida de imágenes, entre otras medidas.

Diseño: Con más de la mitad de la audiencia digital accediendo a través de dispositivos móviles, GQ quería empujar a la gente a entrar en la homepage una vez terminaran de leer un artículo. Para ello incrementaron el tamaño de la barra de navegación en la página de artículo.

Volumen de publicación: GQ ha empezado a publicar un 36% más artículos que hace un año. Gracias a esto cuando la gente entra en la página de inicio tiene más probabilidades de encontrar algo nuevo. Así mismo, las publicaciones se han programado para las tardes y los fines de semana, cuando el público tiene más tiempo para leer.

Fuente: How GQ reversed declining homepage traffic