gdpr

El próximo 25 de mayo entrará en vigor el conocido como GDPR, el Reglamento General de Protección de Datos de la UE. Un experto entrevistado por Poynter resume los principales cambios que la normativa supondrá para las redacciones.

En seis meses todo lo relacionado con privacidad y datos deberá estar listo para adaptarse a la nueva normativa. El llamado GDPR, el el Reglamento General de Protección de Datos de la UE entra en vigor le próximo mes de mayo y con ello, llegan importantes cambios en la forma en que las empresas y las organizaciones pueden manejar la información del usuario, también, por supuesto, las empresas de medios de información.

Gracias a un reportaje publicado por Poynter tenemos a nuestra disposición esta pequeña guía de GDPR para periodistas y medios. Aquí tienes los puntos más destacados:

1. El GDPR se aplica a cualquier persona que utiliza datos personales para fines profesionales u oficiales, por lo que las organizaciones de noticias están incluidas en su cumplimiento.

2. Las exenciones a la normativa se aplican, por ejemplo, en caso de entrara el conflicto con una noticia de interés público. Nunca se exime del requisito de mantener la seguridad de los datos, pero un periodista podría utilizar esos datos en secreto, por ejemplo. Según el consultor Tim Turner “la mayoría de excepciones se basan en la idea de que algunos intereses, como el periodismo, la investigación de delitos y los procedimientos legales, son más importantes que los derechos individuales”.

3. Más allá del trabajo periodístico, los medios de información y su estructura -tecnológicamente, en los CMS y legalmente, con un buen asesoramiento legal- deben adaptarse a los principios de y fundamentos del nuevo reglamento.

4. Junto con el GDPR entrará en vigor el e-privacy. Esta nueva normativa propuesta por la CE requerirá un consentimiento más estricto del usuario, lo que afectará a la captación y tratamiento de datos en la publicidad digital. Dicho consentimiento se tendrá que hacer mediante una declaración o clara acción afirmativa en el navegador, lo que puede suponer toda una revolución con importantes consecuencias para el sector de la publicidad digital.