Contenidos de pago: el cambio “The Telegraph”

Fue uno de los pioneros en eso de implantar el paywall, allá por 2013. Ahora “The Telegraph” cambia su modelo de negocio de contenidos de pago, permitiendo a sus lectores el acceso gratuito a su web combinado con un sistema de suscripciones, el Telegraph Premium.

Una de las cabeceras más famosas del Reino Unido cambia su estrategia digital. Hasta ahora ofrecía un muro de pago flexible por el que aseguraba al lector unas 8 historias a la semana. El periódico sin embargo da un giro para permitir el acceso libre a la web, incluyendo contenidos de vídeo, en lo que supone un intento por fidelizar al lector. De hecho sólo por registrarse, el usuario podrá acceder gratis a un artículo premium a la semana o comentar noticias o participar en debates.

La idea de esta fórmula es atrapar al lector con el tradicional estilo “The Telegraph” y sus contenidos de calidad para “engancharle” al contenido de pago. The Telegraph Premium es un servicio de suscripción que por dos libras a la semana dan acceso a entrevistas exclusivas, columnas de opinión, noticias y reportajes con análisis en profundidad…Si el usuario quiere ese contenido en versión especial para dispositivos móviles la suscripción es de seis libras a la semana.

Para completar la oferta, la publicación ofrece a sus lectores más fieles el acceso a la edición digital de The Washington Post y música gratis en Google Play Music.

Las previsiones del Telegraph tras este cambio en su estrategia digital pasan por triplicar el número de suscriptores a finales de 2017. De momento han visto a la audiencia algo reticente con los contenidos de pago, pero tras el salto que están suponiendo plataformas como Spotify o Netflix para música, películas y series, se muestran optimistas en que, al igual que la gente comienza a pagar por contenido de entretenimiento, lo empiece a hacer por información de calidad.