Noticias falsas: Bruselas pide más contundencia a las redes sociales

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker se une a las voces que tanto en Europa como en EEUU reclaman el cese de las noticias falsas en redes sociales. El mandatario ha asegurado en una entrevista al grupo alemán de medios Funke que las redes deben asumir su obligación de “luchar contra las manipulaciones y mentiras en Internet”.

Jean Claude Junker ha reclamado en las últimas horas a las redes sociales y distribuidores de contenidos una acción más contundente contra las conocidas como “noticias falsas”. En este sentido, el máximo responsable de la Comisión ha insistido en que las redes sociales “deben asumir su obligación de luchar contra manipulaciones”.

El presidente de la CE ha pedido a compañías como Facebook o Google “responsabilidad” con respecto a lo que publican y ha advertido de que desde Bruselas “se va a controlar con rigor cómo se implementan las medidas que hasta ahora se han adoptado en esta dirección”.

Lo cierto es que poco o nada se ha legislado al respecto. A finales del mes de mayo y de manera voluntaria, Facebook, Twitter, Youtube y Microsoft se adhirieron a un código de conducta creado por la Comisión. En él, dichas compañías se comprometían a evitar la proliferación de mensajes que fomentasen el odio, el racismo o la xenofobia a través de la red. Pero este código no soluciona el problema de las noticias falsas, algo que por ejemplo ha tenido mucha trascendencia a raíz de las elecciones en EEUU. Tras el escándalo que supusieron estas noticias y la repercusión que su difusión pudo tener en los resultados, Facebook y Google anunciaron medidas como impedir a las webs que las difundiesen recibir cualquier trio de publicidad. Tampoco esto ha sido suficiente.

Muchas son las voces que por ello piden legislaciones y no sólo individuales por países, sino a nivel europeo, que persigan estas prácticas. Uno de ellos el hasta ahora presidente de la Eurocámara, Martin Schulz, quien ademas se ha mostrado partidario de imponer sanciones por la difusión de noticias falsas. Otro político germano, en este caso el ministro alemán de Justicia, Heiko Maas,aseguraba recientemente que “la libertad de expresión no abarca la difamación y las calumnias y es algo que debe perseguir la Justicia también en la red”.