5 grandes tendencias para 2016, según Carat Global

Como cada año, Carat Global ha publicado un informe que recoge las principales tendencias de 2016 que afectarán a editores y publicaciones.

“Wallet Gardens” o jardines vallados. Bautiza así a la difusión de noticias por la vía de plataformas independientes del propio medio, como las redes sociales. Una tendencia que cede el poder de la gestión del tráfico a las RR.SS. y que invita a los editores a la negociación de integraciones profundas de las que salgan beneficiados todos los agentes.

Nuevos retos publicitarios. Existen dos amenazas principales al modelo de negocio tradicional: adblockers y plataformas de contenidos gratuitos. Cuando los adblockers se convierten en un problema para el medio, deben tomarse decisiones al respecto. Algunos medios internacionales ya han reaccionado a los adblockers. Por su parte, Carat sugiere solucionar el problema por la vía “polite”, explicando a los usuarios por qué deberían dejar de utilizar bloqueadores de anuncios.

La evolución de las búsquedas. Las búsquedas en internet se han tornado móviles. Por eso, Google cada vez premia más cuestiones como la localización, la hora o el clima. Los editores tienen que adaptarse rápido y presentar sus noticias con la lógica de los motores de búsqueda, de modo que sus contenidos sean los primeros en aparecer. Para ello, se tiende a incluir detalles como las ubicaciones.

Mensajería y notificaciones. Las aplicaciones de mensajería siguen creciendo en popularidad y están empezando a generar integraciones con otras aplicaciones y sistemas. Del mismo modo que las aplicaciones sociales se han convertido en una vía de generación de tráfico hacia las noticias, las aplicaciones de mensajería se orientan hacia ese mismo camino.

Más allá de los algoritmos. Tradicionalmente, los algoritmos han determinado el contenido de los canales de noticias y los resultados de búsqueda. Sin embargo, servicios como Apple Music, Moments de Twitter o Instagram recurren a editores humanos, que dan más valor a los gustos y al buen juicio que a las matemáticas. Según Carat, esto debería ser una buena noticia para los editores, respetados por ser quienes distinguen lo que es de interés e importante frente a lo que no. Algo que puede dar lugar a vínculos y alianzas para temas como la música o el cine.

Informe completo