crisis de reputación

Facebook o Samsung han decidido apostar por el papel para llevar a cabo sus estrategias de comunicación cuando se trata de recuperar la credibilidad perdida.

Con el auge de la era digital y las redes sociales, muchos dieron por muerta a la prensa. Incluso algunas empresas tecnológicas apuntaban en foros y think thank que la prensa escrita estaba en proceso de desaparecer. No deja de ser paradigmático que en los últimos meses dos empresas tecnológicas hayan recurrido a ella cuando se encuentran inmersas en una verdadera crisis de reputación.

Según recoge Reason Why hoy en día muchas son las marcas que acuden a la prensa en papel para utilizar sus páginas como vía para ganar la credibilidad de los lectores.

Uno de los ejemplos más recientes, lo vemos con el gigante tecnológico Facebook. Tras el escándalo de Cambridge Analytica, la compañía lleva sufriendo varias semanas una auténtica crisis de reputación. Para mitigar la pérdida de usuarios en la red social, Facebook ha acudido a las páginas escritas en prensa para lanzar su mensaje: “tenemos la responsabilidad de proteger tu información. Y si no podemos, entonces no lo merecemos”.

No es el único caso. Samsung, otro gigante tecnológico, también tuvo que pedir perdón en medios escritos tras una de las mayores crisis internacionales de la marca. Todos recordaremos el Galaxy Note 7, aquel teléfono que tuvo que retirar y paralizar su producción porque algunas de las baterías de las unidades que fabricó, explotaban.

La compañía compró una página completa en The Wall Street Journal, The Washington Post y The New York Times. En ella explicaba la situación, agradecía la confianza y pedía perdón hasta en dos ocasiones.

(foto)

Si nos centramos en España, otras marcas también han recurrido a la prensa tradicional para hacer llegar sus mensajes “más delicados”. Cabify lanzó una campaña a página completa en El País llamada #HaciaDóndeNosMovemos. Con ella, pretendía hacer las paces con competidores como el sector del taxi o las instituciones públicas, tras los problemas judiciales.

Se trataba de una carta en la que invitaban a sentarse y hablar sobre sus discrepancias, poner en común sus puntos de vista y, sobre todo, encontrar una solución para todos.

Sea para alcanzar un acuerdo o para recuperar la confianza perdida, lo que pone de manifiesto estas marcas es que la prensa (como aseguran varios estudios) sigue siendo el medio de información con mayor credibilidad para sus lectores.