¿Cómo pueden enfrentarse los medios a la posverdad?

En un momento en el que los hechos parecen estar desterrados por la posverdad y noticias falsas, Julia Cagé (Metz, 1984), autora de Salvar a los medios de comunicación (Anagrama, 2016) insiste en su necesidad para la salud de la democracia.

Con la idea por delante de que la información debe ser tratada como un bien público, Cagé insiste en una entrevista en PlayGround, en que los medios de comunicación deben centrarse en conseguir su rentabilidad a través del público y en convencer a la gente de que consuma la información, sin caer en otros intereses económicos o políticos.

Para la autora, doctora en Economía por la Universidad de Harvard y profesora en SciencesPo de París, la mayor amenaza para los medios de comunicación en la actualidad es la crisis de confianza que existe, e incluso de interés, sobre sus propios contenidos. Es por ello que propone convertir al ciudadano en protagonista a través de sistemas de paywall que generen rentabilidad pero que también hagan del público verdaderos accionistas de los medios.

Un modelo basado en las personas, y en que éstas se sientan parte del proyecto para que accedan a los medios directamente a consultar sus contenidos, sin la necesidad de esperar a que sean publicados en las redes sociales. Se tendería así, según Cagé, a que periodistas y comunidades de audiencia tuviesen sus propios medios de comunicación independientes y sin ánimo de lucro, que ya no tendrían que enfrentarse a los problemas de credibilidad en los que se ven envueltos en esta era de la posverdad y noticias falsas.

En la actualidad ya existen modelos de medios de este tipo y tienen éxito. Se encuentran por ejemplo casos como Médiapart, que utiliza paywall y no tiene publicidad. La compañía invierte todos sus dividendos en la propia empresa. Y las acciones pertenecen en su mayoría a los periodistas o a los lectores. O Le Jour, que se creó el año pasado en Francia a través de una campaña de Crowdsourcing, con accionistas que formaban parte de la redacción y de los lectores y que también funciona con paywall.