Newsadoo

La editorial austríaca ‘18th Floor Onlinemedia’ ha lanzado Newsadoo, una plataforma que aglutina contenido de pago de distintos medios de comunicación europeos.

Sus propios creadores lo han llamado “el Spotify de las noticias”. Desde Australia llega Newsadoo, una plataforma que ofrece noticias personalizadas integrando contenidos de distintas cabeceras, a cambio de cobrar una mensualidad a sus usuarios.

La iniciativa ha nacido de la mano de la editorial austriaca ‘18th Floor Onlinemedia’, que se asoció con la agencia de marketing ‘Pulpmedia’ para crear un modelo de negocio favorable a los editores, tomando como base su participación y colaboración.

“Los editores podrán generar más tráfico a través de la plataforma, pero también lograr ingresos proporcionalmente en línea con el alcance del contenido Además, la nueva solución europea se ajustará a los valores de la UE en relación con la protección de datos”, ha asegurado el CEO de Newsadoo, David Böhm.

De momento, algunos medios europeos como Bild, Wired, Frankfurter Allegemeine ya ceden su contenido a la plataforma, que de momento funciona de forma gratuita, pero que a partir de otoño comenzará a ser de pago.

¿Cómo funciona Newsadoo?

La plataforma cuenta con varios tipos de suscripciones, una de ellas es la versión gratuita que permite acceder a 5 noticias, mientras que los siguientes modelos de suscripción permiten por un precio moderado acceder a 10 o 15 noticias diarias y sin anuncios. La aplicación analiza automáticamente el contenido consultado por el usuario y, a través de un algoritmo de aprendizaje, se asegura de que recibe un contenido que sea de su interés.

Otros modelos de quioscos digitales

En 2010 nació en EEUU Flipboard, un agregador de noticias que ya está presente en todo el mundo. En la actualidad cuenta con 100 millones de usuarios.

Otro intento, aunque con menos éxito vino en 2014 en Holanda de la mano Blendle. Esta plataforma de noticias no obtuvo los resultados esperados debido a la hiperabundancia de contenido gratuito. Sus creadores se dieron cuenta de que es difícil que un usuario pague una suscripción si los medios que alimentan la plataforma lo ofrecen de forma gratuita. Algo similar le ocurrió a la australiana Inkl.

Por su parte, en Suecia cuentan con Readly, que ofrece acceso ilimitado a 2.500 revistas. Y en Francia, SRF Presse anunció recientemente que pasará a ser un servicio de pago.