periodista turco

AMI insiste en solicitar que el periodista turco no sea extraditado, debido a la fragilidad democrática de Turquía y la suspensión hace más de un año del Convenio Europeo de Derechos Humanos.

La Asociación de Medios de Información (AMI) celebramos la puesta en libertad provisional por parte de la Audiencia Nacional del periodista turco Hamza Yalcin, detenido en el aeropuerto de El Prat el pasado 3 de agosto.

Como ya hizo anteriormente, AMI insiste en solicitar al Gobierno de España que no acceda a su extradición, ya que considera que no se cumplen los requisitos mínimos que garanticen un proceso justo con el periodista sueco-turco acusado de criticar al presidente Erdogan en la revista Focus. Los editores consideran que el derecho a la libertad de información constituye un pilar básico del estado de derecho.

Mientras se resuelve su extradición, el auto del magistrado explica que Yalçin residirá en Barcelona con una vivienda de Barcelona cedido por el Ayuntamiento.

Según la defensa del periodista, “la patente ausencia del requisito de doble incriminación, su condición de refugiado o asilado, y la existencia de un riesgo cierto de que, de ser extraditado, el señor Yalçin sea sometido a torturas, a un proceso carente de las mínimas garantías del derecho de defensa y a un trato inhumano o degradante”.

Señala, además, que “los hechos a partir de los cuales las autoridades turcas afirman la ‘pertenencia a grupo terrorista o criminal’ del señor Yalçin son de todo imprecisos y carecen de sustento factico, cuando no incurren en contradicciones, siendo lo único cierto que el señor Yalçin, en tanto que su profesión es la de periodista, escribe artículos con el fin de desarrollar su deber de informar verazmente y con libertad de opinión”.

AMI considera que “ningún gobierno, institución, empresa o colectivo puede limitar el derecho constitucional de los ciudadanos a estar informados”. En su opinión, “la libertad de información debe ser respetada siempre y es una muestra del buen funcionamiento democrático”.