cliches

Profesores y estudiantes de la Universidad de Elche han creado una herramienta online para ayudar a los periodistas a huir de los tópicos a la hora de escribir.

“A altas horas de la madrugada”. “Arder Twitter”. “Ídolo de masas”. “Sanear las cuentas”. En principio estas expresiones no tienen nada que ver entre sí. Pero sí. Todas ellas han sido catalogadas junto con una larga lista, como clichés. Es una iniciativa de dos profesores de periodismo de la Universidad Miguel Hernández de Elche (UMH). Junto con una treintena de estudiantes, han elaborado un diccionario online que recopila todos los términos que deberían evitarse en un buen escrito.

Se trata de un recurso útil para profesores y estudiantes, escritores y periodistas, destinado a evitar que abusen de estos tópicos y modismos que empobrecen la lengua castellana.

Qué es un cliché

El español está repleto de expresiones comunes, frases hechas, modismos, locuciones adverbiales o eufemismos que todo el mundo conoce. Para identificarlos como clichés, en este proyecto se han servido de Google. Aquellos que tenían más de mil entradas demostraban su gran popularidad en el uso cotidiano del lenguaje, en textos y noticias, y por lo tanto se catalogaban como clichés.

Qué clichés debe evitar un periodista

El excesivo uso de clichés en cualquier noticia o artículo periodístico empobrece el resultado final, pero existen algunos clichés que el periodista debe tratar siempre de evitar.

  • “Fuentes bien informadas”: se entiende que los periodistas recurren siempre a fuentes bien informadas, por lo que esta expresión nunca debería ser necesaria.
  • “El día de mañana”: es recomendable referirse al futuro, o a mañana, pero este cliché redunda en el mismo concepto.
  • “Lo que viene siendo”: Una expresión coloquial no recomendable en artículos escritos.
  • Buscar alternativas para evitar expresiones demasiado utilizadas como: “Hizo vibrar”, “dar luz verde”, “se hizo escuchar”, etc.

La herramienta de consulta está disponible en diccionariodelcliche.umh.es