Best Online
Fondos de emergencia mundial al periodismo

La pandemia del Covid-19 trae consigo una crisis económica a nivel mundial que se muestra incisiva en el sector periodístico, cuya actividad es fundamental. Con el fin de mitigar sus efectos en los medios de comunicación, muchas empresas, fundaciones y organizaciones han creado fondos de ayudas.

Los medios de comunicación en general y la prensa en particular juegan un papel fundamental en tiempos de crisis. Sirven para entretenerse y sobre todo para informarse, por lo que se han considerado trabajos de primera necesidad. Su ritmo no ha frenado debido a la crisis sanitaria, sino más bien se ha incrementado su volumen de trabajo. Sin embargo, la publicidad ha disminuido sus ingresos, hecho que hace peligrar la supervivencia de muchos medios, especialmente aquellos cuya área de acción es local.

Con el fin de intentar paliar las consecuencias económicas que la pandemia trae consigo, muchas empresas, instituciones y organizaciones han creado ayudas para periodistas independientes y redacciones tanto de medios locales como nacionales cuyo trabajo y medios de vida se han visto afectados por el Covid-19.

La mayoría de estas ayudas a redacciones que oscilan entre los 500€ y miles de euros en el caso de las más grandes, pueden solicitarse por tan solo tener dos empleados, aunque hay muchos requisitos que varían dependiendo de la entidad emisora. Por ejemplo, la IWMF International Women Media Foundation pone el foco en aquellas mujeres periodistas que vean afectada su economía debido a la crisis y ofrece ayuda legal y sanitaria además de intentar prevenir el estado de pobreza de las solicitantes.

National Geographic por su parte ampara a aquellas empresas cuya cobertura abarque no solo información veraz del coronavirus, sino también temas sociales, emocionales, económicos y de equidad. Y el Pulitzer Centre colabora con grupos freelance o redacciones que alienten las propuestas con diversidad.

En el plano regional, Civitates por ejemplo impulsa aquellas propuestas de subvenciones básicas para fortalecer las organizaciones de periodismo de interés público en toda Europa, incluyendo UK; en Australia cuentan con el Judith Neilson Institute cuyas ayudas van destinadas a proyectos específicos sin necesidad de que traten de un tema específico; y en los países surasiáticos las subvenciones llegan por parte The South Asian Journalists Association, siempre y cuando los medios de comunicación se dediquen a proyectos que se centran en cubrir el brote de coronavirus y sus impactos.

Estas ayudas e incentivos van a ser fundamentales para muchos medios de comunicación, avocados al cierre si no fuese por ellas. En España, Fernando Yarza, presidente de la Asociación Mundial de Periódicos y Editores, asegura que los ingresos en el sector se están desplomando por lo que reclama al Gobierno la habilitación de líneas de financiación.

En Italia las empresas periodísticas podrán desgravar hasta un 30% de la publicidad y los quioscos también se beneficiarán de estas ayudas pudiendo desgravar hasta 4.000 euros en costes como alquiler o suministros. En Francia se ha prometido enriquecer las subvenciones y en Alemania ya se ha aprobado un paquete millonario de medidas que mitiguen los efectos devastadores del Covid-19, también para las empresas de comunicación.