medios tradicionales contra fake news

El director general de CM Vocento, Rafael Martínez, explicó en el evento ‘Back to Marketing Basic’ que contra las fake news, en la actualidad “existe la necesidad de acercarse a los medios de confianza que proporcionen información real”.

El 86% de los españoles tiene dificultades para distinguir fake news de noticias reales, según un estudio de Simple Lógica y la UCM. Una situación que preocupa a medios de comunicación y profesionales de la información. Las redes sociales suponen ya el medio para acceder a las noticias de un 56,5% de los internautas españoles según la AIMC, y esto les convierte en aún más vulnerable a este fenómeno de la era de la ‘posverdad’.

A pesar de la lucha que plataformas como Google, Twitter o Facebook parecen emprender contra la proliferación de fake news, éstas continúan expandiéndose sin control y sin apenas distinción por parte de los usuarios.

Esta situación es la que analizó Rafael Martínez, director general de CM Vocento, en su ponencia “Marca fiables, lectores que cuentan” en el evento ‘Back to Marketing Basic’.

Martínez insistió en destacar que “las redes sociales son un cauce, no son un medio” y que en un mundo digital inundado de informaciones de dudosa fiabilidad, los medios de información tienen que actuar como ‘fact checking’, o verificadores de hechos.

Búsqueda de veracidad y calidad

El público vuelve al cobijo de los medios tradicionales por medio de suscripciones, ya que buscan en ellos la veracidad y la calidad de la información. Muchos medios trabajan en esta línea. The New York Times creció en el primer cuatrimestre de 2017 en 300.000 suscriptores digitales y The Washington Post acaba de superar el millón.

Según Martínez, este fenómeno responde a que “existe la necesidad de acercarse a los medios de confianza que proporcionen información real”. Es por esto que para el 60% de los lectores, los medios tradicionales siguen siendo más fiables que los nuevos medios.

Periodismo y credibilidad

Según Martínez, teniendo en cuenta estos aspectos es necesario “volver a poner foco en lo importante, en el periodismo ético y riguroso”. Solo así, en su opinión, “la búsqueda de medios fiables” supondrá “el mejor modelo de negocio” por el que un medio puede apostar.

“Hay que avanzar en calidad e invertir en periodistas, dándoles tiempo y flexibilidad para avanzar en su trabajo y en adaptación a los diferentes