Nueve de cada diez españoles dispone al menos de un teléfono inteligente. Un estudio de la plataforma online Back Market ha corroborado que, con datos así, nuestro país se ha convertido en el lugar del mundo con más smartphones por habitante junto a Singapur.

El número de españoles que cuentan con un teléfono inteligente se ha duplicado en los últimos años. Y la tendencia es creciente. Este año un 92% de los encuestados dice tener un smartphone, lo que supone un 4% más que el año pasado. Nuestro país es, junto a Singapur, el lugar del mundo con más dispositivos de este tipo por habitante, liderando el ranking de penetración.

Que haya más terminales por habitante que en otros países no muestra sin embargo un mayor incremento de ventas de smartphones nuevos. De hecho, y según los datos publicados por Deloitte o Kantar Wordpanel, en lo que llevamos de año se ha producido un descenso generalizado en la compra de estos teléfonos inteligentes. La caída superaría el 10% en el caso de España pero también a nivel global se producen descensos. Durante el segundo trimestre de 2016 las ventas de terminales móviles inteligentes alcanzaron los 343 millones de unidades, lo que supone un 0,3% de retroceso con respecto al mismo periodo del año pasado.

Nuevas tendencias

Según Back Market el futuro pasa por los teléfonos “reacondicionados”. Estos terminales se han vendido un 25% más en los últimos años y durante este 2016 se espera que los españoles reutilicen unos dos millones. Las ventajas para el usuario están claras y pasan sobre todo por su precio. Pero este segmento abre también oportunidades para el fabricante ya que pueden dar salida a los “stocks” acumulados. Grandes marcas ya utilizan este sistema. Es el caso de Apple que restaura la mayoría de sus teléfonos para venderlos después más baratos.