El New York Times pone la tecnología al servicio del contenido

La innovación está presente en el día a día de los formatos digitales, pero en ocasiones corremos el riesgo de que la propia tecnología distraiga de lo importante: la historia. Es una de las conclusiones del XVIII Congreso Periodismo Digital de Huesca.

Con 20 personas y un trabajo de 7 meses, el New York Times consiguió resultados innovadores e impactantes a través del vídeo para móvil. Uno de sus proyectos con más éxito: el vídeo vertical sin audio, diseñado especialmente para móviles, por el que apostaron para los Juegos Olímpicos de Río. Con el formato vídeo 360º y sensores en los propios atletas, la gente podía moverse con libertad alrededor de sus acrobacias. Estos proyectos audiovisuales han impactado al público del XVIII Congreso Periodismo Digital de Huesca. La reportera interactiva del ‘New York Times’, Alexandra García, los ha utilizado como ejemplo de lo que puede aportar la tecnología audiovisual a la información periodística.

García incidía en que lo primero que debemos hacer es pensar si la tecnología es necesaria para contar la historia, “saber seleccionar” para no caer en la distracción. La realidad virtual, el vídeo como formato estrella, el vídeo 360º, los podcast de audio, el periodismo de conversación o la retransmisión mediante streaming móvil. Todos son medios tecnológicos de lo que a su parecer, debemos servirnos para mejorar el contenido, pero nunca para difuminarlo.

Según la reportare, en el New York Times se centran ahora en proyectos más interactivos y colaborativos, pensando en “lo absolutamente necesario” para contar la historia como un aporte extra para la información y no como un “un elemento decorativo”. Considera por ejemplo, que “el vídeo funciona muy bien para humanizar los datos de los textos”, estableciendo una conexión más cercana con el entrevistado.

Otro de sus ejemplos de éxito fue “Loving the other side”. Un proyecto que se ideó una semana después de las elecciones en Estados Unidos. En él se recopilan varios vídeos que reproducen llamadas telefónicas entre padres e hijos, cada uno seguidor de uno de los candidatos.