El caso The Boston Globe

Cada vez más medios apuestan por interactuar con sus lectores a través de las redes sociales y ofrecerles, tras hablar con ellos, el contenido que mejor se adapta a sus necesidades. Hoy hablamos del caso “The Boston Globe”.

No es el primer caso de un periódico norteamericano que empieza a diseñar contenidos específicamente demandados por sus lectores, pero sí es un ejemplo más de que el modelo, funciona. The Boston Globe utiliza redes sociales como Facebook para establecer conversaciones directas con sus lectores e involucrarles en sus historias. Algo, que ya han comenzado a utilizar diarios tan afamados como The Wall Street Journal, que cuenta con un club de más de 7000 miembros.

No es el primer caso de un periódico norteamericano que empieza a diseñar contenidos específicamente demandados por sus lectores, pero sí es un ejemplo más de que el modelo, funciona. The Boston Globe utiliza redes sociales como Facebook para establecer conversaciones directas con sus lectores e involucrarles en sus historias. Algo, que ya han comenzado a utilizar diarios tan afamados como The Wall Street Journal, que cuenta con un club de más de 7000 miembros.

La idea es que sus lectores, a través de la famosa red social, puedan discutir cualquier información, bien sea con los redactores del periódico o con cualquier otro lector. De esta manera, el diario “capta” aquellos temas que tienen un especial interés para su audiencia, cuáles son los que más debate generan y cuáles son los que despiertan un mayor rechazo. Y claro está. Con toda la información, aprovecharlo para elaborar contenidos que sí conectan con su público.

De momento está obteniendo el respaldo de sus lectores. The Boston Globe Subscriber suma más de 2000 seguidores y registra mucha más actividad que la propia página del periódico norteamericano.