Temas tan diversos como la Libertad de prensa, el auge de las noticias falsas y la obtención de nuevos ingresos a través de suscriptores han protagonizado la Conferencia Anual AMI 2018.

El presidente de AMI, Javier Moll, ha clausurado la Conferencia Anual de AMI 2018 con un mensaje de optimismo hacia el sector de los medios de información. “La gente aprecia la calidad de nuestros contenidos. Muestra de ello es que se están alcanzando registros históricos”, ha señalado en referencia a los últimos datos del estudio Claves de la Información. Según este estudio presentado esta misma mañana, la audiencia crecerá por tercer año consecutivo. En concreto, lo hará un 1,7% en 2018, alcanzando una cifra total de 17,5 millones de lectores diarios.

Bajo el lema “Contenidos de calidad, periodismo de verdad”, esta edición de la Conferencia Anual ha contado con la presencia de destacados ponentes como el periodista turco Can Dündar, la responsable de Desarrollo de Negocio de Político Europe, Gilhean Slater, el responsable de Desarrollo Editorial del periódico sueco Dagens Nyheter, la directora del proyecto The Trust Project, Sally Lehrman, o el presidente de la Comisión de Libertad de Prensa de ADEPA, Daniel Dessein.

Todos ellos han abordado temas como el estado de la Libertad de Prensa, el auge de las fake news y los métodos para combatirlas, la importancia de los contenidos de calidad o la búsqueda de ingresos a través de las suscripciones. “El nivel de los conferenciantes ha hecho bueno el lema de la Conferencia Anual 2018. En AMI pensamos que juntos podemos aprender los unos y los otros, para estar más preparados para afrontar el futuro y llegar más lejos”, ha sentenciado Javier Moll.

El periodismo es posible, incluso en situaciones extremas

La Conferencia Anual de AMI 2018 ha contado con la participación de Can Dündar, el periodista turco exiliado en Berlín tras ser encarcelado por la publicación de unas imágenes que evidenciaban una venta de armas de Turquía a Siria en 2014. Dündar ha relatado todo lo vivido tras la publicación de su reportaje, incluido su intento de asesinato o la separación de su mujer, a la que ha calificado como un “rehén de Turquía” después de que las autoridades le impidan salir del país. A pesar de la experiencia vivida, el periodista, ganador del Golden Pen de WAN-IFRA, insiste en que no cabe otra cosa que seguir luchando para defender el periodismo y la democracia, en la que sigue creyendo. “No es fácil ser periodista en ninguna parte del mundo, pero especialmente en Turquía. No podemos abandonar, hemos de seguir luchando para defender nuestras libertades y no hay otra forma que con la lucha, es parte de nuestro trabajo”, ha defendido.

Las suscripciones, cada vez más importantes para los medios

La parte de negocio ha estado representada, entre otros, por el responsable de Desarrollo Editorial del diario sueco Dagens Nyheter. Martin Jönsson ha explicado que en los países nórdicos el modelo de suscripciones resulta cada vez más rentable, siendo un fenómeno que no para de crecer. “El 77% de los usuarios digitales en Suecia pagan por algo. Hemos ganado un 30% de suscriptores digitales. Y pensamos que en mayo el número de suscriptores de pago podría superar al de nuestros lectores gratuitos”, ha dicho.

En el caso de Político Europe, el crecimiento de las personas dispuestas a pagar por contenidos ha pasado de un 8% a un 45%. Su responsable de Desarrollo de Negocio, Gilhean Slater ha desgranado algunas de las claves para que este medio se haya convertido en los últimos tres años en el más influyente de Europa, por encima de Financial Times o The Wall Street Journal. “Ponemos el foco en la conversación diaria”, ha señalado Slater. Muestra de ello es el proyecto Brexit PRO, un proyecto de noticias, alertas y contenidos, nacido del interés de la opinión pública por conocer más sobre las consecuencias de lo que supone la separación de Reino Unido de la Unión Europea.

Inspirar confianza para acabar con las fake news

Uno de los grandes desafíos que tienen los medios de información es el de recuperar la confianza perdida por parte de algunos lectores como consecuencia del auge de las fake news. Precisamente para combatirlas desde el ámbito de los medios, nació The Trust Project.

Su directora, Sally Lehrman ha detallado que el proyecto nace de una preocupación digital por ofrecer contenidos de calidad y verificados. “Empezamos a usar un algoritmo para detectar el periodismo de calidad. Nuestra misión es amplificar el compromiso por la transparencia de tal forma que el público pueda tomar las mejores decisiones, las informadas”.

La directora del proyecto en el que participan, entre otros, los diarios españoles El País o El Mundo, ha insistido en que “el público intenta averiguar qué noticias son reales y cuáles son falsas. La idea es ser un faro para las plataformas y redes. Que sean capaces de encontrar noticias veraces y así llegar al público con garantía”, ha aseverado Lehrman.